Cómo invernar nuestra piscina

Cómo invernar nuestra piscina

El invierno ha tardado en llegar pero tras un verano más largo y caluroso de lo normal, el frío ya está aquí por lo que después y haberle dado un buen uso a la piscina durante este atípico verano toca prepararla para invernar hasta el siguiente

limpieza de piscinasInvernar la piscina es un proceso económico y sencillo que nos permite mantener el agua en unas condiciones idóneas de un año para otro, simplemente con unos sencillos cuidados y la ayuda de algunos productos para evitar que se formen algas y bacterias.

Además para invernar la piscina no hay que vaciarla por lo que evitamos que las paredes o el suelo sufran cualquier daño durante el invierno al ser golpeados por granizo o algún objeto a causa del viento. El agua también previene la aparición de grietas al actuar como un aislante y ejercer presión contra las paredes, cuando su temperatura sea inferior a 15 grados podemos empezar el proceso de invernaje.

  • Lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien el fondo y las paredes con un limpiafondos y lavar bien el filtro. Seguidamente añadiremos un producto regulador de pH para ajustarlo entre el 7,2 y el 7,6 y dejaremos el filtro encendido aproximadamente 8 horas para que el producto se distribuya correctamente por toda la piscina.
  • Tras esta primera limpieza deberemos hacer una cloración de choque dejando actuar el cloro durante al menos otras 6 horas con la bomba en movimiento, una vez hayamos terminado este proceso deberemos volver a ajustar nuevamente el pH del agua y añadir con el filtro aún en funcionamiento la dosis correcta de producto invernador.
  • Una vez el producto invernador haya hecho efecto solo nos quedará poner algunos elementos flotantes como boyas o flotadores en el agua para evitar que la parte superior de la piscina se congele y tapar toda la superficie con un cobertor para evitar que se llene de hojas, barro y otro tipo de suciedad durante el invierno.

Es conveniente que cada dos o tres semanas revisemos el estado de la piscina y pongamos en marcha el filtro dos o tres horas para limpiar el agua de cualquier impureza.

Entre los meses de enero y febrero deberemos echar nuevamente líquido invernador, aunque también podemos utilizar dosificadores de invierno, boyas rellenas de producto invernador que van soltando poco a poco durante todo el invierno previniendo la proliferación de algas y manteniendo el agua totalmente cristalina.

Inicio

Una vez pasada la primavera sí hemos hecho correctamente todos los pasos anteriores simplemente tendremos que volver a pasar el limpiafondos echar los productos de mantenimiento para piscinas habituales y hacer un filtrado normal para volver a disfrutar de nuestra piscina en perfectas condiciones durante todo el verano.